SiteMap FeedBurner Compartir Estamos en Twitter Estamos en Facebook


Problematica Alimentaria

   Compartir

Desnutrición (DPE)

Síntomas

El término «desnutrición proteico-energética» es relativamente nuevo.
Esta condición era anteriormente conocida como «deficiencia proteico-energética o calórica».

Este término incluye una variedad de condiciones que varía de una situación leve o moderada a una situación severa (Marasmo o kwashiorkor).
La desnutrición proteico-energética es uno de los problemas nutricionales más importante en los niños en países en vías de desarrollo.

Se encuentra en la mayoría de los países donde los niños consumen una cantidad insuficiente de alimentos para satisfacer sus necesidades de energía y nutrientes, la primera manifestación importante de este problema nutricional es una detención del crecimiento.
Los niños son más pequeños en estatura y tienen un menor peso que otros niños de la misma edad, con referencia a las medias de las poblaciones debidamente alimentadas.

El proceso se encuentra agravado por la presencia de infecciones.

Los niños que presentan desnutrición proteico-energética tienen menos energía para realizar sus actividades diarias, aprenden con dificultad y presentan baja resistencia a las infecciones.

La falta de determinado tipo de proteínas obstruye el desarrollo del cerebro.

La falta de minerales y nutrientes, la formación de las defensas básicas para el organismo

Causas

La desnutrición proteico-energética (DPE) se presenta con una mayor frecuencia y gravedad en países que tienen elevados índices de inseguridad alimentaria.

Se define como INSEGURIDAD ALIMENTARIA a la falta de continuidad regular en la provisión de alimentación variada y completa en todos los elementos necesarios para el desarrollo

Los niños que presentan desnutrición proteico-energética responden a países donde existen regiones o comunidades donde la pobreza está muy extendida y este problema puede alcanzar una gran proporción de la población infantil.

En regiones de Africa, alcanza a la población adulta.

Se produce porque poblaciones no disponen de suficientes alimentos durante todo el año para el consumo familiar por una insuficiente producción de alimentos.

Otros factores, tales como la falta de agua potable y el poco tiempo disponible para preparar los alimentos de la familia afectan el estado de nutrición de los niños.

Debido a que las tareas de recolección de agua y alimento ocupan a los pobladores la mayor parte de la jornada.

Las infecciones frecuentes que están causadas por malas condiciones de higiene y de saneamiento ambiental que contribuyen también a la presencia de la DPE en los hogares.
Los niños con DPE tienen menor resistencia a las infecciones y por esta razón se enferman con mayor facilidad.

Los niños que están frecuentemente enfermos pueden tener una pérdida de apetito, esto limita aún más el consumo de alimentos, que ya estaban reducidos por una baja disponibilidad.

Grupos de Riesgo

Los niños, las mujeres embarazadas y en período de lactancia constituyen los grupos más vulnerables a la malnutrición.
Otro grupo de riesgo, son las personas de la tercera edad y aquéllas que están en período de recuperación de algunas enfermedades.

La DPE afecta con mayor intensidad a los niños pequeños, sobre todo a partir de los cuatro o seis meses, período en que la leche materna, hasta ese momento alimento exclusivo del niño, es complementada con otros alimentos.

El problema se acrecienta cuando el niño no recibe leche materna o cuando ésta es insuficiente, porque depende mucho de las condiciones de higiene y la cantidad.

Se debe tener un cuidado especial con los alimentos que se utilicen para el destete, éstos deben proporcionar toda la energía y los nutrientes que se necesitan para el desarrollo y crecimiento normal del niño.

Evaluación

La forma más sencilla para evaluar la prevalencia de DPE en una región o comunidad es mediante el control del peso y la talla de los niños.
En muchos países este control es realizado por los servicios de salud, tanto en las regiones como en las poblaciones aisladas.

Los niños son pesados periódicamente para conocer la evolución de su estado de nutrición, esta información es registrada en tarjetas o formularios especiales.

El control de peso mensual o trimestral es recomendable por la importancia que tiene para detectar problemas de DPE, en los niños menores de cinco años.
Los niños con buen estado de salud tienen un aumento de peso y estatura.
Existen tablas o gráficos especialmente elaborados que presentan los valores normales.

Esta información debe ser utilizada para orientar a los padres sobre la situación en la que se encuentra el niño, y en un futuro, es recomendable establecer un sistema que les proporcione los consejos necesarios en el caso que el crecimiento se encuentre retardado.

El habitante de las poblaciones puede ser entrenado en el control de peso y talla por los servicios de salud. Esta información permite conocer la situación de nutrición de la comunidad y si el caso o requiere, intervenir solicitando a los servicios de salud.

Prevención

La prevención de la desnutrición proteico-energética es mucho más complicada que el control de otras deficiencias nutricionales (la deficiencia de yodo o vitamina A) porque es el resultado de una multiplicidad de causas.

La variedad de causas de la DPE se debe necesariamente enfocar con una diversidad de acciones, éstas requieren el trabajo y esfuerzo conjunto de diversos sectores, además de la participación activa de la comunidad.

Un desarrollo que cubra las políticas mínimas de alimentación, nutrición y producción de Agua en forma regular y continua tienen un gran efecto en la reducción del DPE.

Es necesario que se comprenda que para alcanzar un buen estado de salud, los niños y en general la población, deben tener una alimentación suficiente, variada y sana, que proporcione los nutrientes esenciales: macronutrientes, micronutrientes y una provisión de Agua fácil, segura y abundante.


Deficiencias de Micronutrientes

El cuerpo humano necesita de una variedad de micronutrientes que están contenidos en los alimentos y que se incorporan en la alimentación.
Cuando la cantidad de vitaminas o minerales que consumidos en la alimentación son insuficientes para cubrir las necesidades del organismo se producen deficiencias nutricionales que son particulares y relacionadas a cada nutriente.

Entre las deficiencias provocadas por micronutrientes tienen particular importancia aquéllas que afectan a un gran número de personas, éstas son: la anemia por deficiencias de hierro, los desórdenes por la deficiencia de yodo y la deficiencia de vitamina A. La mayor cantidad de micronutrientes se encuentra en los alimentos vegetales.

Para poder lograr la producción de estos vegetales en forma continua, es fundamental poseer una herramienta que permita obtener las suficiente cantidad de Agua, en las mismas condiciones.


Anemia por Deficiencia de Hierro

La anemia es uno de los mayores problemas nutricionales causados por un micronutriente que está difundido en todo el mundo.

Esta deficiencia es causada principalmente por un bajo consumo de alimentos con hierro.
Otras causas de la anemia pueden ser las infestaciones por parásitos.

La deficiencia de hierro afecta la capacidad de aprendizaje y el comportamiento en los niños, además de disminuir su apetito y crecimiento. Se puede también notar una reducida capacidad para el trabajo o cualquier actividad física y la presencia de cansancio corporal, tanto en niños como en adultos, tema que perjudica aún más el desarrollo de las comunidades.

Los grupos con mayor riesgo son las mujeres, especialmente durante el período de embarazo o inmediatamente después del parto, mujeres adolescentes y niños pequeños. La anemia por deficiencia de hierro se puede combatir asegurándose que las mujeres y los niños consuman suficientes cantidades de alimentos ricos en hierro como los provenientes de fuentes animales como: hígado, carnes y otros, así como fuentes vegetales como: leguminosas y vegetales de color verde (acelga, hojas de rábano, de yuca y otras).

Todos estos elementos mencionados se encuentran íntimamente ligados a la producción de Agua en abundancia.


Trastornos por Deficiencia de Yodo (DDI)

Los problemas relacionados con la deficiencia de yodo son debidos a su bajo consumo en la alimentación.

La cantidad de yodo existente en el suelo es muy variable dentro de un país o una región, de manera que la cantidad de yodo presente en los alimentos depende mucho del tipo de suelo en el que fueron cultivados.
En las regiones o comunidades donde el bocio es endémico un gran número de personas presentan este problema, pudiendo observarse diversos tamaños de engrosamiento de la tiroides.

En áreas donde la deficiencia de yodo es elevada además del bocio, el cretinismo puede ser endémico. El cretinismo se inicia en la primera infancia debido a que la mujer que tiene deficiencia de yodo durante el embarazo, puede generar un niño cretino.

La disolución del Yodo para su posterior absorción por las plantas, se desarrolla exclusivamente en el agua.


Deficiencia de Vitamina A (VAD)

La deficiencia de vitamina A es uno de los problemas nutricionales que afecta a grupos de poblaciones mal alimentadas.

Esta deficiencia denominada xeroftalmia, produce problemas relacionados con la vista, como la ceguera nocturna y cuando la deficiencia es más grave se presentan daños oculares que pueden provocar la ceguera permanente.

La deficiencia de vitamina A se presenta cuando se consume una alimentación monótona y pobre en alimentos fuentes de vitamina A, además de muy poca cantidad de grasas o aceites que favorecen la absorción de esta vitamina.

Este tipo de alimentación es frecuente en grupos de población caracterizada por inseguridad alimentariamalas condiciones de saneamiento, disposición de excretas.

La deficiencia de vitamina A puede estar también relacionada o presente en niños con malnutrición proteico-energética.

La mejor manera de prevenir la deficiencia de vitamina A es la de promover el consumo de una alimentación variada, las fuentes más importantes son de origen vegetal, como: vegetales de hojas verdes, vegetales de color amarillo y frutas o de origen animal y productos lácteos.

Todos estos elementos son directamente dependientes

de la producción regular de Agua.


Estás en : Inicio » Problematica Alimentaria